Aranguren: los negocios del Estado con una offshore de la Shell

0856_260114_g_aranguren_cedoc

(Por Sandra Crucianelli) – El ministro de Energía, Juan José Aranguren, es otro de los argentinos relacionados al mundo offshore en Paradise Papers, el proyecto impulsado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y el diario alemán Süddeutsche Zeitung. El ex CEO de la petrolera Shell fue director de al menos dos empresas radicadas en una jurisdicción secreta. El hecho sería una anécdota del pasado, si no fuera porque una de ellas es la principal adjudicataria por la compra de gasoil por parte del actual gobierno (ver cuadro proporcionado por el ministerio de Energía).

Entre abril y septiembre de 2003, Aranguren aparece vinculado a Shell Western Supply and Trading Limited, una subsidiaria de Royal Dutch Shell PLC, radicada en Barbados. También, figura como director de Sol Antilles y Guianas Limited, otra filial de la petrolera anglo-holandesa, entre mayo y julio de 1996.

En abril de 2016, Shell Western Supply and Trading , de la cual Aranguren fue director, se quedó con siete de los ocho cargamentos de gas oil licitados por CAMMESA, la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico, que depende del ministerio de Aranguren. 

“Fue la que ofertó el precio más conveniente para el Estado” dijo Aranguren sobre la operación, que rondó los 150 millones de dólares. Consultado por el equipo argentino de Paradise Papers sobre el origen secreto de la compañía que contrató el Estado, el ministro admitió que se vincula con la intención de pagar menos tributos y lo enmarcó en una práctica habitual de las multinacionales, en particular, las petroleras y traders. “Muchas tienen domicilio en países que se caracterizan por aplicar un régimen tributario favorable. No tenemos constancias de que existan limitaciones legales en el comercio internacional para operar con empresas de esas características” explicó.

Además se desligó de cualquier influencia suya en el contrato de CAMMESA, al recordar que en todo lo relativo con Shell, quien lo reemplaza en ese tipo de decisiones es su par del ministerio de Producción, Francisco Cabrera (por una resolución ministerial y un decreto del Presidente).

saupload_8DnWL4giOuNT8XVm6xbRjiOxfCmvgnlshcbtVNQCL0qz48MbncpUVImWIp8y3pZ8DVqpFrXkpYhZhbjEK4w1UxsOJzR1m3fzotuxMINoj0TLJDV76WN-zeelk66Ip3WGj4gdWohE

Aranguren sostuvo que no intervino en la adquisición de gasoil por parte de CAMMESA a la empresa offshore Shell Western Supply and Trading Ltd. La operación fue realizada por YPF en el marco de un Acuerdo de Gestión celebrado en el año 2012 y sucesivamente prorrogado, conforme al cual es la empresa petrolera argentina quien realiza la convocatoria a los diversos proveedores a presentar ofertas, estipula las condiciones generales para la contratación y realiza la evaluación de las propuestas. La Secretaría de Energía sólo gestiona el procedimiento de pago”, expresó en su descargo.

En la misma línea dejó al margen de cualquier favoritismo al titular de Enarsa, Hugo Balboa, otro ex Shell, a quien Aranguren define como “un amigo”.

Sobre Sol Antilles Guiana Limited, otra de las offshore en las que aparece, Aranguren deslizó que podría haber “alguna confusión de nombres”, respecto de la primera admitió una pertenencia breve, aunque la justificó y calificó de “ad honorem”.  

Sobre su presencia en Sol Antiiles y Guianas Limited, que realizó millonarios contratos petroleros en Puerto Rico, Suriname, Guyana y Haití, los documentos de Paradise Papers ubican a Aranguren en sus directorios entre mayo y julio de 1996.

“Creo que hay una confusión de nombres. En lugar de Sol debería ser Shell. Esto puede ser porque Sol es un grupo petrolero del Caribe que compró los activos de Shell en parte de esa región en 2005”, afirmó el ministro.

El Grupo Sol, adquirió The Shell Company (Puerto Rico) Limited en agosto de 2006, que posteriormente pasó a llamarse Sol Puerto Rico Limitado.

Bajo los ojos de la Oficina Anticorrupcion

El ministro ya había quedado en la mira por su pasado reciente en Shell y el notorio incremento en los contratos que la firma suscribió con el Estado argentino en lo que va de la era Macri.

El año pasado, el organismo que dirige Laura Alonso determinó que el funcionario “debe abstenerse de tomar intervención en cuestiones  relacionadas con el Grupo Shell”, en función de lo que exige la Ley de Ética Pública.

La polémica se inició cuando se supo que según su declaración jurada patrimonial del 2015, Aranguren declaró tener desde diciembre de 2008, acciones Clase A, en la Royal Dutch Shell PLC, por valor de $ 16.326.051,67, al día de hoy, unos 900.000 dólares.

El mismo valor, por el mismo concepto, volvió a informarlo en su declaración jurada a principios del año siguiente.

Cuando el caso se hizo público, en 2016, la Oficina Anticorrupción se expidió diciendo que se le haría una “recomendación preventiva”, la cual acató porque para el final de 2016, dichas acciones ya no aparecían en su declaración jurada.

Elisa Carrió dijo que el conflicto de intereses era evidente. Entonces, el Gobierno salió a defenderlo, diciendo que la porción de acciones del ministro dentro de la petrolera representaba “apenas el 0,0001% del patrimonio total de la multinacional.

Su participación resulta pequeña, claro, ya que se trata de una de las cuatro petroleras más grandes del mundo, valuada en 323 billones de dólares.

Pero con relación a su patrimonio no era poco. De los $ 86.685.999,94 en bienes, depósitos y dinero declarados al Inicio del 2016, el dinero que tenía invertido Aranguren en Shell representaba casi el 20 % de su patrimonio.

En septiembre del año pasado, Laura Alonso sostuvo que “no tenía  información suficiente” como para concluir si Aranguren había violado la ley y le derivó el caso a la Sindicatura General de la Nación para que audite si Aranguren participó o no del proceso en cuestión, tal como se lee en esta resolución.

Fueron 2 tipos de documentos los que a los que la OA no tuvo acceso:
1) Las constancias escritas de la aprobación de la operación con este empresa offshore por parte de la Secretaría de Energía Eléctrica del Ministerio de Energía y Minería.

2) Las “Actas de Reuniones Informe de Situación Combustibles 2016” celebradas en las dependencias de CAMMESA, entre representantes de esa empresa y distintos actores del sector energético.

No hemos podido acceder aún a la resolución final de la SIGEN.
El Informe Somo: ¿Y por Shell cómo andamos?

Royal Dutch Shell PLC aparece en varios registros de de Paradise Papers. Básicamente registrando subsidiarias en jurisdicciones secretas. Como se ve en este documento, pretende registrar en 2005 una subsidiaria en Barbados, bajo el nombre de Shell China Jilin Energy Holding Company Ltd.

Barbados está dentro de las 19 jurisdicciones secretas bajo estudio.

También hay varios registros del mismo tipo de acciones que el ministro tenía, (acciones clase A), en una hoja de cálculo de Caymán, titulada registro diario de transacciones en Caymán, como se ve en esta captura de pantalla del 2008.

Es decir, esta es una pequeña muestra de cómo la petrolera opera en jurisdicciones offshore. Para Aranguren, esto es completamente normal. Es parte de un negocio que busca “oportunidades fiscales”.

Otros observadores lo ven de modo diferente. En mayo de 2010, se dió a conocer el Informe Somo, un ensayo sobre prácticas de negocio controversiales de la Shell al 2009, realizado en Holanda, por el Centro de Investigaciones de Corporaciones Multinacionales.

Allí se explica el entramado de empresas offshore:

  1. Shell Bahamas es operada por Freeport Oil Company (FOCOL)  http://www.focol.com/aboutus.aspx
  2. Shell Bermuda (Overseas) Ltd. y Shell Trust Bermuda Ltd operan como una subsidiarias de Royal Dutch Shell PLC.

El reporte de los especialistas informa que Royal Dutch Shell trabaja en  tres segmentos de negocios:

  1. Upstream (extracción de petróleo y gas)
  2. Downstream (refinación, distribución, ventas)
  3. Corporate (actividades no operativas y funciones centrales).

Para sus actividades de 2009 en el segmento Upstream, Shell pagó una tasa de impuesto a la renta alta (aproximadamente 50%), lo cual es común para las compañías petroleras.

Sin embargo, en el segmento de Downstream y Corporativo, Shell pagó una tasa de impuesto a la renta muy baja: tan solo del 7.6% (promediada durante el período 2007-2009).

Este es un valor bastante inferior al de las tasas del impuesto sobre la renta corporativa en los países desarrollados, que generalmente están dentro del rango del 25-40%.

Shell no explica cómo es capaz de lograr tales pagos de impuestos bajos en sus segmentos descendentes y corporativos.

Una de las razones puede ser que la compañía haya situado algunas actividades comerciales específicas en países con impuestos bajos o impuestos nulos como Bermuda, Suiza y Singapur.

Desde estos países, el Grupo Shell puede cobrar a sus subsidiarias en países con altos impuestos por los servicios prestados, lo que les permitiría a las subsidiarias amortizar estos costos en el país con impuestos altos.

“Otra posibilidad es que la compañía pueda hacer uso de préstamos entre varias subsidiarias o unidades de negocios en diferentes países. En algunos países, no existen impuestos sobre los intereses generados por los préstamos y  las empresas pueden emitir préstamos a subsidiarias en países con una tasa de impuesto a la renta más alta” indica el estudio.

El interés pagado por la subsidiaria en el país con impuestos altos puede cancelarse de los impuestos de esa subsidiaria, mientras que el interés recibido por la compañía de préstamos en el país con impuestos bajos permanece sin estar sujeto a impuestos.

También se observa que, a través de sus numerosas subsidiarias, Shell tuvo una presencia significativa en países a los que la Tax Justice Network (TJN) denomina jurisdicciones “secretas”, como Bermuda, Suiza y el estado de Delaware, en USA.

Según TJN, las jurisdicciones secretas son países ó regiones que proporcionan un entorno financiero que alienta y facilita los flujos financieros ilícitos y la evasión fiscal.

No hay evidencia de que Shell haya estado involucrado en ningún delito relacionado con su presencia en jurisdicciones secretas.

Sin embargo, la compañía proporciona poca información pública sobre sus razones para tener tantas subsidiarias ubicadas en dichas jurisdicciones o, en general, sobre los pagos financieros a los gobiernos que podrían disipar las suposiciones.

PRESENCIA DE LA SHELL EN BERMUDAS (extraído del informe SOMO)

Bermuda es esencialmente una jurisdicción de impuestos cero.  No se pagan impuestos corporativos, de ingresos, de capital o de retención al gobierno de Bermuda por parte de compañías internacionales constituidas en Bermuda.  Los beneficios pueden acumularse y no es necesario pagar dividendos. Sin embargo, las razones para la incorporación en Bermudas se extienden más allá de su régimen de impuesto cero.

Por un lado, la construcción puede evitar la doble imposición; algunos países de origen de las compañías petroleras pueden no tener tratados de doble imposición con el país anfitrión donde se encuentra el petróleo. Las empresas tendrían que pagar impuestos en el país de acogida y en el país de origen.

En segundo lugar, la incorporación en el extranjero puede proporcionar cierta protección contra países políticamente inestables.

En tercer lugar, la incorporación en las Bermudas puede tener el beneficio de una planificación fiscal más relajada.

Cuando las ganancias aumentan, las empresas no tienen que realizar de repente costos / inversiones adicionales para pagar menos impuestos.

Shell tiene aproximadamente 40 subsidiarias registradas en Bermuda.

En el segmento upstream, Shell está presente en Bermuda a través de las compañías Shell Qatar GTL Ltd. (participación de Shell 100%) y Sakhalin Energía (Shell comparte 28%).

Otras filiales importantes en el segmento upstream son Shell Deepwater Borneo Ltd, Shell International Trading Middle East Ltd, Shell Oman Trading Ltd y Shell South Syria Exploration Ltd.

Las compañías petroleras a menudo usan países como Bermuda para incorporar sus unidades basadas en países que operan en África, América del Sur, Medio Oriente y Asia.

La presencia de Shell en Bermudas en el segmento upstream puede brindar alguna protección contra países políticamente inestables. En el sector downstream Shell Arabia Saudita (Refining) Ltd está registrada en Bermudas.  En el segmento corporativo, las compañías más importantes son Shell Bermuda (Overseas) Ltd, Shell Holdings (Bermuda) Ltd, Shell Overseas Holdings (Omán) Ltd (todas subsidiarias de propiedad total de Shell) y Solen Insurance Ltd. (99.9%).

Varios tipos diferentes de negocios de Shell Group se incorporan en las Bermudas, incluidos los gastos de envío, fondos de pensiones y seguros.  Bermuda es reconocida por la incorporación de empresas propietarias y operadoras de buques.

Los buques tanque Shell pueden estar registrados en Shell Bermuda (Overseas) Ltd

Shell Trust (Bermuda) Limited es el Fideicomisario del Fondo de Pensiones Contributivas en el Exterior de Shell (SOCPF)

Bermuda también alberga numerosas compañías de seguros que cobran las tarifas de seguro de las subsidiarias de la compañía en el extranjero.

No está claro si Shell utiliza principalmente su empresa Solen Insurance Ltd. registrada en Bermudas para este propósito.
ENTREVISTA AL MINISTRO ARANGUREN 

-¿Qué relación mantuvo antes de ser funcionario público con empresas registradas en paraísos fiscales vinculadas con Shell?

Es de público conocimiento que hasta el 30/06/2015 trabajé en la filial argentina (Shell Compañía Argentina de Petróleo S.A.) del grupo Royal Dutch Shell plc (RDS). En la cual empecé mi carrera profesional el 8 de marzo de 1979 como Tecnólogo Junior de procesos, terminando en el puesto de Presidente, cargo que desempeñé desde el 01/01/2003 hasta el 30/06/2015, siendo contemporáneo de las tres administraciones Kirchner.

Como parte de mi carrera en el grupo Shell, me desempeñé en el exterior en dos instancias: a) en Geelong, Australia, entre 1985 y 1986; y b) en Londres, Reino Unido, entre 1995 y 1997. En la primera asignación lo hice en el área de Tecnología de Procesos y en la segunda como Coordinador de Área para los países anglo parlantes del África (durante 1995) y luego de Latino América (en 1996 y 1997). En ambos casos, era práctica común desempeñar el rol de director representante del accionista en alguna de las tantas compañías subsidiarias que operaban en dichas geografías. Asimismo, mientras fui presidente de Shell Argentina también me desempeñé por algunos años (entre 2003 y 2005) como Vicepresidente de Suministros y Distribución de una organización regional llamada Shell Oil Products Latin America (SOPLA), teniendo la responsabilidad del suministro y la distribución de productos Shell en todos los países de Latinoamérica, parte de la cual también incluía ser representante del accionista en algunas de las entidades que operaban en la región.

-¿Por qué aparece como director de Sol Antilles and Guianas Limited (con sede en Barbados) en 1996?

Acá creo que debe haber una confusión con el nombre. En lugar de Sol debería ser Shell (o se trata de Shell Overseas) y formó parte de esa responsabilidad representando al accionista que mencioné en la pregunta anterior. Si es una confusión, esta  puede venir porque Sol es un grupo petrolero del Caribe que compró los activos de Shell en parte de esa región en 2005.  

-¿Por qué aparece como director de Shell Western Supply And Trading Limited (con sede en Barbados) en 2003?

Por los motivos que mencioné más arriba. Aunque las fechas exactas de mi actuación como Director deberían ser consultadas en el grupo Shell.

 

-¿Participó en alguna otra firma extranjera vinculada a Shell? ¿En qué jurisdicciones?

Lo expliqué más arriba. El grupo Royal Dutch Shell plc es una organización multinacional con intereses en múltiples países del mundo y Shell C.A.P.S.A. es su filial en Argentina. En mis asignaciones como expatriado (entre 1995-1997) o cuando desempeñé además de un puesto local otro regional, tuve presencia en directorios de un puñado de compañías donde el grupo tenía intereses. Otra que recuerdo es RefidomSA (la refinería dominicana de petróleo), donde por ese entonces el grupo Shell compartía su titularidad 50/50 con el gobierno de la República Dominicana.  

-¿Por qué Shell opera offshore?

No sé a qué llaman ustedes operar offshore, si se trata de allende las fronteras de nuestro país, Shell C.A.P.S.A. no operaba offshore. Por su naturaleza, el grupo RDS opera en varios países del mundo, por lo tanto como tal operaba off shore en todos ellos.

-¿Qué relación mantiene actualmente con empleados y/o ejecutivos de Shell?

Ninguna. Muchos de ellos son viejos conocidos (luego de más de 36 años de trabajo en la misma compañía). Un par de ellos (uno exempleado y otro jubilado de Shell C.A.P.S.A. al momento de convocarlos) me acompañan en la tarea, desempeñándose en el Directorio de ENARSA, uno como Presidente y el otro como Gerente de Auditoría.  

-¿Por qué el Estado contrató a Shell Western Supply And Trading Limited el año pasado, mientras era ministro de Energía?

Si bien no tuve participación en las decisiones del año pasado y de este por las que ENARSA le adjudicó cargamentos de GNL a ‘Shell’ con motivo de mi excusación (aceptada por Decreto 1006/2016), les puedo informar que ENARSA convoca a las compañías proveedoras de GNL en licitaciones públicas, abiertas y transparentes. Como resultado de ese proceso, los cargamentos adjudicados a Shell resultaron la oferta más conveniente para el erario público. Dicho análisis fue convalidado por el Ministro de Producción, que me subroga como consecuencia de mi excusación conforme lo aprobara el Presidente Macri por Dto. 1006/2016. Cabe agregar, que por instrucciones mías, ENARSA ha remitido al JdG de Ministros, a la Oficina Anticorrupción y a la SIGEM toda la documentación de las licitaciones adjudicadas a Shell, incluyendo las ofertas de todos sus competidores, antes de concretar la adjudicación, a fin de que verifiquen la regularidad del procedimiento; más allá de que la SIGEN controla lo actuado por ENARSA a través de la Comisión Fiscalizadora de la empresa.

-¿En cuántas oportunidades el Estado contrató desde que es ministro de Energía a Shell Western Supply And Trading Limited?

La información solicitada está publicada en la página web de ENARSA, ya que desde que nos hicimos cargo del gobierno, todos los cargamentos de LNG (barco, puerto de origen, vendedor, fórmula de precio, precio, cantidad y monto facturado) son subidos a dicha página (www.enarsa.com.ar). Igualmente adjunto un resumen de los vendedores de GNL a ENARSA desde su creación, observando que mientras la compañía estatal estuvo bajo la tutela del Ministerio de Planificación Federal,  Shell no participó. Cuando lo hizo bajo la tutela del Ministerio  de Economía empezó a hacerlo (2% de participación) y durante los dos últimos años (bajo nuestra administración) fue el segundo proveedor con una participación del 19%, reconociendo también que es coincidente con la compra de la Cía. British Gas por parte del Grupo Shell, con lo cual pasó a ser el mayor jugador en el mercado del GNL mundial.  

-¿Por qué contrataron a una empresa registrada en un paraíso fiscal?

Muchas traders tienen domicilio en países que se caracterizan por aplicar un régimen tributario favorable a los ciudadanos o empresas (residentes o no) que fijan residencia en los mismos a los efectos legales. No tenemos constancias de que existan limitaciones legales en el comercio internacional para operar con empresas de esas características.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s